Saltar al contenido

Contrato de trabajo para arraigo social

Contrato de trabajo

¿Cómo debe ser el contrato de trabajo de arraigo social?

El contrato de trabajo de arraigo social debe cumplir determinados parámetros y condiciones. Uno de los requisitos para obtener un permiso de residencia por origen social es un contrato de trabajo.

Te explicamos en detalle las características de este acuerdo.

  1. Debe ser un contrato firmado por el empleado y el empleador. Una simple oferta de trabajo no es suficiente, en principio debe ser un documento conforme a las plantillas oficiales y firmado por ambas partes.
  2. El contrato de trabajo por arraigo social debe tener una duración mínima de un año. En otras palabras, se puede establecer un período más largo, pero no uno más corto.

¿Es aceptable un contrato de trabajo par el arraigo social indefinido?

Aunque las leyes y reglamentos no dicen nada al respecto, se cree que el contrato indefinido es mejor para el empleado ya que tiene una duración mucho más larga y por lo tanto es igualmente válido. En el caso de un contrato de trabajo por tiempo determinado, el contrato termina de pleno derecho al final del período, mientras que en el caso de un contrato de trabajo indefinido se presume que solo puede ser terminado por causa justificada.

Existe bastante debate sobre si el contrato de trabajo por arraigo social ha de ser a tiempo completo, es decir, 40 horas semanales (o menos si así lo estipula el convenio colectivo que rige la actividad del empresario) o puede ser a tiempo parcial.

Puede haber uno o más contratos, es decir, el trabajador suscribe contratos con varios empleadores.

También se permite presentar varios contratos en la misma profesión que trabajen para más de un empleador al mismo tiempo, todos tienen una duración mínima de un año y la suma de los cuales debe corresponder a una jornada semanal de al menos 30 horas.

Salario

Ni la ley ni los reglamentos especifican cuál debe ser el salario mínimo estipulado en el contrato de trabajo por arraigo social. Entendemos, por tanto, que es suficiente si se trata del denominado salario mínimo interprofesional, siempre que sea el mínimo del convenio colectivo a celebrar.

El contrato (o contratos) de trabajo de arraigo social debe contener una cláusula especial que establezca que la vigencia del contrato está condicionada a que el trabajador obtenga los permisos de residencia y trabajo correspondientes.

Condiciones que debe cumplir el empleador en el contrato de trabajo por arraigo social.

No basta con que el contrato cumpla las condiciones anteriores, el empleador o empleadores también deben cumplir ciertas condiciones para que el trabajador pueda obtener un permiso de residencia por razón de arraigo social. A saber:

  1. Estar dado de alta en la Seguridad Social y estar al día en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y de seguridad social.
  2. La empresa también debe garantizar la continuidad de la actividad, disponer de medios económicos, materiales o personales para cumplir su proyecto empresarial y las obligaciones derivadas del contrato.

¿Es el contrato de trabajo imprescindible para el arraigo social?

La presentación del contrato puede eximirse si se acredita:

  1. que cuenten con suficientes recursos económicos. O
  2. que éstos tengan su origen en una actividad por cuenta propia,

En cada uno de estos casos, se requiere una recomendación del Informe de Integración Social emitido por la Comunidad Autónoma.